Todos sabemos que el aspecto de nuestra boca es un factor determinante de nuestra imagen personal. Parece, pues, evidente que nuestra sonrisa condiciona la imagen que los demás tienen de nosotros. Este hecho puede influir en muchos aspectos de nuestra vida, no solo a nivel personal, también en lo laboral.

Hace solo unos meses que hemos empezado a prescindir de la mascarilla y a descubrir completamente nuestros rostros. En algunos casos nos hemos visto sorprendidos. La presencia de la mascarilla nos ha hecho idealizar la imagen de los demás. Sin embargo, al descubrir de nuevo las bocas algunas caras han resultado menos agraciadas de lo que imaginábamos. Hemos entendido la importancia de la boca en la imagen personal.

Lo primero que observamos en una persona quizá sean los ojos. Pero la boca no ocupa un lugar menor. Nos fijamos en la boca en muchas situaciones cotidianas: cuando nos hablan, cuando nos sonríen o cuando comemos con alguien.

La boca es un factor esencial de nuestra imagen. Por eso debemos cuidarla de forma adecuada. Nuestros dentista en Gijón saben que la boca es es un órgano que determina nuestra comunicación no verbal, principalmente a través de la sonrisa. Al sonreír intervienen unos veinte músculos de la anatomía facial. La sonrisa emite una señal de valor hacia los demás. Simboliza positivismo, alegría, optimismo, empatía... Con la sonrisa también resultamos más accesibles a los demás, francos y agradables… pero también puede percibirse como una señal negativa, cuando la sonrisa no es verdadera.

La acción de los músculos faciales que intervienen en el acto de reír deja al descubierto nuestros dientes, de ahí que su aspecto sea esencial para transmitir una sonrisa agradable. El buen estado de salud de la dentadura, el color de los dientes o la alineación son factores que determinan la “calidad” de la sonrisa. Una dentadura mal cuidada ofrece una imagen negativa de nosotros mismos a los demás. Incluso puede incidir negativamente a la hora de buscar trabajo. Según estudios realizados en universidades de Chile y Colombia, se ha combrobado que las personas con dientes bien cuidados y una sonrisa atractiva tienen más posibilidades de conseguir trabajo que aquellas que han perdido piezas dentales, tienen los dientes amarillos o padecen halitosis. 

Beneficios para la salud

La acción de sonreír influye también en nuestro estado de ánimo. Estudios científicos han confirmado que reír a carcajadas cinco minutos al día mejora considerablemente el estado físico. La risa calma los músculos tensos, minimiza la producción de hormonas causantes del estrés, rebaja la presión de la sangre y aumenta la absorción de oxígeno en las células.

La sonrisa afecta a la autoestima, a la imagen que uno tiene de sí mismo o en sus relaciones con los demás.

Por otros estos motivos, resulta fundamental cuidar a diario la salud bucodental. Realiza una adecuada higiene dental, tres veces al día después de las comidas; usa la seda dental y visita a tu dentista de forma regular.

Dr. Humberto J. Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias Gijón.