A muchas personas les preocupa la estética de sus dientes, en especial lucir unos dientes más blancos. El color de las piezas dentales no solo se asocia a una buena salud oral, también es un factor estético que transmite buena imagen. En el mercado existe una gran variedad de pastas y productos blanqueadores que prometen mejorar el aspecto de los dientes, blanqueándolos. Pero ¿son realmente efectivos?

Lo primero que debes tener en cuenta es que el dentífrico es un producto desarrollado para favorecer la higiene oral y contribuir a la salud de tus dientes y encías. Su composición contiene sustancias que ayudan a reforzar la estructura del esmalte, a reducir la presencia de bacterias en la boca o eliminar el mal aliento, entre otras propiedades. Además existen pastas de dientes específicas para problemas como la sensibilidad dental, para el sangrado de encías o para mejorar el color de los dientes.

¿Cómo actúan las pastas de dientes blanqueadoras?

Las pastas dentales blanqueadoras disponibles en el mercado deben respetar la normativa europea en materia de productos sanitarios. Esta señala que no está permitida la venta de productos dentales con efecto blanqueante, es decir, que no pueden contener en su composición una cantidad de activo blanqueador (peróxido de hidrógeno) superior al 0,1%. Entonces, ¿hay pastas de dientes que realmente blanqueen los dientes?

En realidad estas pastas dentales no blanquean el diente sino que ayudan a eliminar las manchas que pueden producir determinados alimentos o sustancias como el tabaco, el café o el té. Además, contribuyen a prevenir su aparición.

Un factor que debes tener en cuenta al comprar una pasta dental blanquedadora es el índice de abrasividad o RDA. Se trata de un número que expresa el efecto que estas pastas tienen sobre el esmalte y la dentina. Para que tenga un “efecto blanqueador”, siendo ligeramente abrasivas, el índice de abrasividad debe situarse entre el 80 y el 100. La Asociación Dental Americana considera seguras las pastas blanqueadoras con un RDA inferior a 250 (un índica alto provoca un leve desgaste en la dentina, aunque son abrasivas con el esmalte). Por tanto, no existe un dentífrico capaz de blanquear los dientes sin que produzca algún tipo de desgaste o daño en la estructura del diente.

Además, existen en el mercado un sinnúmero de productos que ofrecen resultados blanqueantes inmediatos. Desconfía de ellos. Algunos de estos productos contienen agua oxigenada que puede dañar las mucosas orales; carbón activado, muy agresivo con el esmalte dental; o aceite de coco, cuya acción se ha demostrado efectiva para prevenir la placa bacteriana, pero no como blanqueante dental.

¿Para qué sirven las pastas dentales blanqueadoras?

Los dentífricos blanqueadores son un producto pensado para reducir o eliminar las manchas superficiales de los dientes. Son un complemento perfecto para aquellas personas que se han sometido a un blanqueamiento dental profesional en la consulta del dentista. En estos casos, el uso continuado de este tipo de pastas específicas ayuda a mantener durante más tiempo la acción del blanqueamiento dental profesional.

Lo mejor es que tu dentista te indique el tipo de pasta más aconsejable, cuyo uso no suponga un peligro para la salud de tus dientes, esto es, que no dañe ni el esmalte ni la dentina.

¿Cómo puedes blanquear tus dientes?

Si has leído hasta aquí, suponemos que ya intuirás cuál es la mejor opción para blanquear tus dientes.

Si deseas un blanqueamiento dental seguro deberás acudir a la consulta de tu odontólogo. El profesional de la odontología valorará previamente la salud de tus dientes y encías, con el fin de determinar el grado de blanqueamiento que se puede lograr, así como el tipo de tratamiento blanqueador más indicado.

El blanqueamiento dental debe ser supervisado por un odontólogo, ya que las sustancias blanqueantes pueden dañar el diente o las encías si no se usan correctamente.

En nuestra clínica dental aplicamos blanqueamientos dentales por fotoactivación en el que se emplean geles con peróxido de hidrógeno combinado con la exposición de luz LED. Este tipo de tratamientos permite obtener resultados casi inmediatos, si bien puede ser necesario repetirlo para lograr el efecto blanqueante deseado.

También es posible realizar un tratamiento blanqueante domiciliario, mediante el uso de unas férulas específicas que permiten al paciente aplicar la sustancia blanqueadora en su casa. Estos tratamientos son más duraderos a largo plazo, aunque requieren de un mayor tiempo de aplicación, y siempre deben ser realizados bajo supervisión del odontólogo.

Hay que tener en cuenta que no todas las manchas dentales tienen el mismo origen. En el caso de tinciones dentales provocadas por fluorosis dental  el efecto de los blanqueamientos dentales puede ser limitado o estar desaconsejado, por lo que habrá que recurrir a otras técnicas, como las carillas estéticas.

Recuerda que los tratamientos para blanquear los dientes emplean sustancias agresivas, de ahí que deban aplicarse siempre por un profesional de la Odontología con el fin de que no afecte a la salud de tu boca.

Dr. Humberto J. Arias Fonseca. Odontólogo. Directo de Clínica Odontológica Integral. Gijón.

Nota: Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa y divulgativa y en ningún caso sustituyen a la consulta con el dentista.