El paso del tiempo afecta a todos los tejidos y sistemas de tu cuerpo. La boca no es un excepción. El desgaste de tejidos, la pérdida de blancura y una mayor incidencia de los problema gingivales son algunos de los síntomas más habituales del envejecimientos bucodental.

Tu boca no es una excepción para el paso del tiempo. Con los años, los tejidos orales y periorales (labios, comisuras labiales, arrugas peribucales, etc.) se ven afectados por el desgaste, la falta de hidratación o la acción de determinados alimentos y sustancias que provocan la pérdida del color natural de los dientes. Además, aumentan los riesgos de padecer determinados problema y patologías dentales asociados a la edad, como desgaste dental, fisuras dentales, sensibilidad dental o recesión gingival.

Así envejece tu boca

El envejecimiento bucodental es el conjunto de alteraciones que afectan a los tejidos orales asociadas al paso del tiempo. Puede manifestarse de diferentes maneras, dependiendo de cada individuo. Con los años, los tejidos dentales se renuevan de forma más lenta, los tejidos se vuelven menos elásticos y más rígidos, y el sistema inmunitario se torna más débil, por lo que reacciona de formas más lenta y con menos eficacia ante infecciones o alteraciones bacterianas. Estos cambios pueden afectar tanto a la estética de los dientes como a su estado de salud.

¿Cómo se manifiesta el envejecimiento bucodental?

Los cambios más evidentes suelen ser los siguientes:

  • Alteraciones en el color de los dientes. Habitualmente los dientes van perdiendo su blancura, se tornan más amarillos. El material interno del diente, la dentina de color amarillento, se va degradando y es más perceptible debido a que el esmalte dental se vuelve más transparente.
  • Desgaste dental. La continua fricción de los dientes, o problemas como el bruxismo, provocan el desgaste de las piezas dentales, que pierden el esmalte, de forma aparece la dentina. Los dientes se tornan más amarillos y sensibles a los alimentos fríos.
  • Desgaste en el cuello de diente. La recesión de las encías deja al descubierto el cuello del diente, una zona sin protección del esmalte, lo que provoca que el margen de la encía se socave generando una cavidad antiestética y muy proclive a padecer caries, ya que carece de la protección del esmalte dental.
  • Fracturas y fisuras. El desgaste del esmalte provoca un mayor riesgo de padecer fisuras y fracturas. La menor producción de saliva, xerostomía, debilita la mineralización del diente y puede provocar también una alteración de la flora bacteriana, lo que aumenta la probabilidad de padecer caries dental.
  • Enfermedad periodontal. La encía se ve afectada por la menor producción de saliva o alteraciones en la flora bacteriana de la boca, lo que aumenta el riesgo de paceder enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis.
  • Pérdida de dientes. Si el avance de los problemas gingivales no se frena con un tratamiento adecuado, los dientes pueden comenzar a moverse, e incluso pueden perderse de forma definitiva.

Tratamiento del envejecimiento bucodental

¿Cómo puedes frenar el envejecimiento dental? El mejor consejo que te podemos dar es la prevención. Para ello son imprescindible tres claves, una correcta higiene dental diaria, utilizando la seda dental; la visita periódica al dentista, al menos una vez al año, y una limpieza dental profesional anual. Estos tres puntos pueden complementarse con el uso continuado de una férula dental, con el objetivo de prevenir el desgaste excesivo de las piezas dentales debido al bruxismo o rechinar de dientes.

Además de estas medidas de prevención, imprescindibles para mantener una buena salud bucodental, en COI hemos desarrollado tratamientos específicos orientados a mitigar los efectos del paso del tiempo en tu boca.

Antiaging dental

A través del antiaging dental es posible recuperar una sonrisa más joven, tanto en sus aspectos estéticos como funcionales, aplicando diferentes tratamientos según las necesidades del paciente y la sintomatología que manifieste. En antiaging dental es una tratamiento integral y conservador que aborda de forma conjunta todas manifestaciones propias del envejecimiento dental: estéticas, patológicas, las que afectan a los dientes, a los tejidos orales y a la áreas peribucales.

El “antiaging dental” incluye tratamientos como la completa limpieza y pulido de las piezas dentales, blanqueamiento, reconstrucción de bordes incisales, peeling gingival (si se ha producido pigmentación suave de las encías, lunares o manchas…), carillas estéticas, implantología oral u ortodoncia (en caso de ser necesarios), junto a tratamientos de estética periora. mediante la infiltración de ácido hialurónico y factores de crecimiento para mejorar comisuras labiales, boca de marioneta, aumento de la definición labial, eliminación de arrugas peribucales y de líneas de la sonrisa.

El objetivo es conseguir una sonrisa más joven y un mejor aspecto gracias al diseño de sonrisa, un nuevo concepto de atención en odontología con el que se logran resultados estéticos adaptados a las características de cada paciente.

Dr. Humberto J. Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias. Gijón.