La sequedad de la boca, también denominada xerostomía,  es un problema común en muchas personas que se puede acrecentar durante el periodo estival debido al aumento de las temperaturas. La xerostomía se produce por la alteración del funcionamiento de las glándulas salivales,  si bien esta patología puede tener múltiples causas. 

La presencia de saliva en la boca es más importante de lo que puedas creer. Además de ayudar a la masticación y al proceso de digestión de los alimentos, la saliva tiene la capacidad de regular el equilibrio de mircroorganismos en la cavidad oral, de ahí que la adecuada salivación ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades orales como la caries o la enfermedad periodontal.

La reducción de la cantidad de saliva generada por las glándulas salivales no solo provoca malestar, sino es que está también asociada al mal aliento a las dificultades de masticación y deglución de alimentos.

En la mayor parte de los casos, la xerostomía es un problema reversible. Esto sucede cuando se dan determinadas circunstancias, como el aumento de la temperatura ambiente, por la acción de determinados medicamentos (antihistamínicos, antihipertensivos, diuréticos y fármacos oncológicos, etc.) estrés, una dieta desequilibrada o hablar en público.

Pero también ocurre que la sequedad bucal se convierta en un problema irreversible, debido a un daño irreparable a nivel glandular. Es el caso de pacientes diagnosticados de síndrome de Sjögren o pacientes con cáncer de cabeza y cuello que reciben como tratamiento grandes dosis de radiación.

También afecta a pacientes diabéticos o con otras enfermedades sistémicas, a pacientes con ausencia de piezas dentales, lo que reduce la estimulación de las glándulas salivales, o debido al consumo de alcohol y tabaco.

Efectos de las sequedad bucal

Además de la sensación de malestar que experimenta el paciente afectado por xerostomía, la saquedad de la boca está también asociada a enrojecimiento, irritación y la presencia de grietas en los tejidos blandos de la boca, lo que facilita el ataque de microorgonismos oportunistas.

En los casos más graves puede provocar inflamación de las mucosas (estomatitis) y de las encías (gingivitis), aparición de ulceraciones dolorosas o incluso de infecciones locales causadas por hongos, como la candidiasis, fisuras, lesiones cariosas y sensibilidad dental.

Métodos para reducir la sequedad de la boca

El primer paso para indicar un método eficaz que reduzca la sequedad bucal es determinar su origen, y si se trata de un caso de xerostomía reversible o irreversible. También resulta fundamental determinar si la glándula salival puede ser estimulada de forma mecánica, química o gustativa.

En muchos casos, el problema de la boca seca está asociado a un insuficiente consumo de agua. Por eso resulta fundamental una buena hidratación, sobre todo en ambientes con altas temperaturas. Es recomendable beber al menos dos litros de agua diarios.

En caso de que tu odontólogo te lo recomiende, puede estar indicado el uso de agentes humectantes, sustitutos salivales y/o sialogogos. Dentro de los humectantes se encuentran compuestos como laa betaína, la alantoína, el aloe vera, el flúor y el xilitol. Este último se emplea habitualmente en la producción de caramelos y chicles sin azúcar, por lo que se recomienda su consumo de forma habitual. En aquellos casos en que las glándulas salivales sean funcionales, se pueden utilizar sialogogos que estimulan la secreción de saliva de forma natural, como el ácido málico. Solo en los casos más graves estaría indicado el uso de salivas artificiales.

Entre las recomendaciones que de forma general contribuyen a reducir la sequedad bucal se encuentra la limitación del consumo de cafeína, de tabaco, y una mejora de las técnicas de higiene bucodental, que puede realizarse con cepillos dentales de cerdas suaves, pastas dentales y colutorios específicos y geles humectantes, con el fin de ayudar a mantener la mucosa lubricada.

Dr. Humberto Arias Fonseca. Odontólogo. Director de Clínica Odontológica Integral Dr. Arias

Todos nuestros posts tienen una finalidad informativa y divulgativa, y en nungún caso sustituyen la consulta con el dentista.